Perder la barriga después de los 50

Después de los treinta, no es raro ver su barriga redonda. A los 50 años, la mayoría de los hombres se ven afectados por este fenómeno, incluso aquellos que presentaban un cuerpo delgado unos años antes. Aunque es común, resulta molesto para acciones cotidianas que no se realizan con la misma facilidad. Pero sobre todo puede volverse peligroso para tu salud.

Si cree que es demasiado tarde para actuar, está equivocado. La expresión «nunca es demasiado tarde» adquiere aquí todo su significado.

El estómago después de 50 años en un hombre.

Desafortunadamente, nadie se escapa, la edad avanzada trae consigo algunos inconvenientes que no necesariamente imaginamos que ocurriera. Cuanto más envejece, más lento es su metabolismo, es normal ; es el ciclo de la vida. Esta desaceleración provoca una disminución en la producción de testosterona. El hombre quema menos grasa, se reduce la energía y la motivación lo que tiene un gran impacto en la eliminación de calorías. Como resultado, la masa muscular también disminuye.

Aunque la acumulación de grasa abdominal en ocasiones sea genética, esto no significa que sea irreversible. Cuando de generación en generación, todo el mundo tiene barriga, puede ser que el modo de vida transmitido no es adecuado. ¿Existe actividad física? ¿Está equilibrada la dieta? Los hábitos dificultan la vida. Por otro lado, es posible cambiar tu físico cuidando tu rutina. De hecho, el sedentarismo, la alimentación, el estrés (vida familiar y / o profesional) y el sueño son los principales responsables de esta llamada gran barriga.

En ambos casos, puedes actuar para recuperar tu figura, nada es imposible si le das un poco de tiempo y sobre todo la voluntad.

Comida

A partir de cierta edad, la situación económica mejora. La comodidad y el placer marcan la vida diaria; restaurantes, fiestas, alcohol …

Usted lo sabe, la alimentación es uno de los pilares de nuestra salud. No tendrá que embarcarse en una dieta demasiado restrictiva o retirarse de las comidas, lo prometemos.

Sin embargo, probablemente será necesario cambiar algunos malos hábitos.

Primero, piense a largo plazo. Lo que haga no funcionará si se detiene después de que aparezcan algunos resultados. Ve despacio, pero seguro. Mire su dieta en general. ¿Qué es demasiado graso, demasiado salado, demasiado dulce? ¿Qué comida estás listo para reducir? ¿Quizás puedas reemplazarlo con una alternativa más saludable?

  • No puedes prescindir queso, pero tal vez puedas disminuir la cantidad.
  • El pan Se invita con cada plato de la comida (para una salsa, o entre 2) y también para acompañar el queso Elija un pan integral, el índice glucémico es menor. Poco a poco, opta por platillo menos. Tenga en cuenta que el pan es un carbohidrato al igual que la pasta o el arroz, por ejemplo. Si ya hay estos almidones en su comida, se debe medir la adición de pan.
  • El toque dulce al final de la comida. Ten cuidado con postres un poco demasiado codiciosos. A menudo, son las bombas de calorías las que ponen patas arriba el resto del almuerzo / cena. à Si no puede prescindir de él por ahora, intente reemplazarlo poco a poco con una fruta.
  • Aperitivo es común en ti? ¡Reemplaza las patatas fritas con zanahorias en juliana o tomates cherry! Las patatas fritas no tienen ningún valor nutricional interesante. Son demasiado salados y demasiado grasos. Limite su consumo de alcohol tanto como sea posible, que contiene demasiados azúcares.
  • No cocinas, compras todo listo para poner. Puedes hacer cosas muy simples y muy saludables. Si compras un plato listo escribe «pescado y su sartén de verano» ¡no creas que te va bien! Estos platos se ven saludables pero están llenos de conservantes, sales, azúcares, aditivos de todo tipo, etc. La principal aportación energética es insuficiente y de mala calidad.

Ejercicios fisicos

Es importante mantenerse en movimiento, no solo por su salud, sino también por su movilidad. El tiempo pasa y es mucho más agradable poder hacer las cosas tú mismo.

El error clásico:

Los abdominales : no harán desaparecer la grasa del vientre. Sepa que no perdemos grasa de forma localizada. Además, los abdominales mal hechos, como los abdominales, conducen a problemas intestinales grandes. Por tanto, debe evitarse. ➞ Ver los mejores ejercicios de abdominales

Es mejor favorecer la actividad física regular:

  • Si no te imaginas a ti mismo, por ahora puedes meterte en una actividad deportiva como trotar, entrenamiento con pesas u otro, sepa que media hora de ejercicio físico al día le hará el mayor bien. Por ejemplo 3 km de caminata.
  • Si quieres algo dulce la natación es una solución ideal para adelgazar después de 50 años. Permite volver a muscularse sin crear un choque (que puede provocar lesiones). Es un deporte que se dirige a todo el cuerpo. Así, trabajas tus grandes grupos musculares y por tanto aumentas tu metabolismo (mucho más que haciendo abdominales). Finalidad: pierdes grasa.
  • Senderismo ; más intenso que el simple caminar, recluta principalmente los músculos de la parte inferior del cuerpo (grupo grande). Generalmente se realiza durante un mínimo de una hora, ayuda a fortalecer las piernas y mejorar la resistencia. Por su configuración, es calmante y reduce considerablemente el estrés, que es un factor en el aumento de peso.

➞ Ver también: ¿Qué deporte elegir? 9 pistas en las que quizás no hayas pensado

He presentado aquí tres ejemplos, pero sepan que la práctica de una actividad física debe ante todo agradarte y hacerte sentir bien, de lo contrario no durarás en el tiempo. ¡Encuentra tu deporte y haz ejercicio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *