Flora intestinal y sobrepeso: ¿Puede un probiótico (Lactobacillus gasseri) ayudar a perder peso?

Muchas personas buscan perder peso. Para ello, emprenden muchas dietas, diseccionan su comida, se privan … con más o menos acierto. ¿Qué pasa si parte del problema está directamente en los intestinos? De hecho, tu flora intestinal no solo controla su sistema inmunológico, sino que también podría desempeñar un papel importante en control de peso.

Es por eso que los investigadores están cada vez más interesados ​​en él. En particular, probando el efecto de ciertas bacterias probióticas. Y uno de esos probióticos, el Bacterias Lactobacillus gasseri, ¡facilitaría la pérdida de peso!

La importancia de la flora intestinal

Nuestros intestinos albergan miles de millones de bacterias que funcionan día y noche. Descomponen los alimentos, protegen los intestinos, los limpian y evitan que las bacterias dañinas crezcan demasiado. Esta flora intestinal es de capital importancia para la digestión y para el mantenimiento del sistema inmunológico de su cuerpo.

Los investigadores empiezan a darse cuenta de lo importante que puede ser tener una buena flora intestinal para nuestra salud, pero también para controlar nuestro peso. Ahora esto flora intestinal Suele verse perjudicado por una dieta desequilibrada y el consumo de determinadas sustancias a las que no está preparada para afrontar.

Una dieta dañina

Normalmente, un intestino sano no produce dolores de estómago, hinchazón, diarrea ni estreñimiento. Pero, para eso, es necesario mantenerlo, darle alimentos saludables que no lo dañen y que incluso puedan nutrirlo. flora bacteriana. Sin embargo, con las dietas modernas, este rara vez es el caso.

De hecho, una dieta demasiado rica en azúcar puede, por ejemplo, ser perjudicial para la flora intestinal porque favorece el desarrollo de bacterias dañinas que ponen todo patas arriba. Pueden dañar su sistema inmunológico, aumentar el riesgo de diabetes y muchas enfermedades.

El gluten también tiene un impacto negativo en los intestinos. Esta sustancia, que se encuentra en muchos alimentos como la pasta, el pan y la pizza, es difícil de digerir. Provoca inflamación de los intestinos y mayor permeabilidad de los mismos. De esta manera, su sistema digestivo permite que más sustancias patógenas pasen a su sangre.

¿El probiótico Lactobacillus gasseri contra la obesidad?

De la idea anterior partió una hipótesis: quizás cambiar la composición de la flora intestinal podría ayudar a los pacientes a perder peso. Para ello, los investigadores intentaron implantar bacterias probióticas en los intestinos de sus cobayas.

Este es particularmente el caso de probiótico Lactobacillus gasseri, probado en un estudio que involucró a 87 sujetos con sobrepeso severo. Después de 3 meses, estas personas habían perdido alrededor del 5% de la grasa abdominal y el 3% de la grasa subcutánea. Todo esto para una pérdida de peso de aproximadamente el 1,5% de su masa total y una disminución del 2% en la circunferencia de su cintura.

Resultados que no son excepcionales pero que tienen el mérito de existir y de demostrar que la flora intestinal sí influye en el peso.

El uso del probiótico Lactobacillus gasseri engrosaría el revestimiento de los intestinos y, por lo tanto, reduciría el paso de patógenos a la sangre. Además, también tendría un impacto en los mensajes químicos que nuestros intestinos envían a nuestro cuerpo.

Las conclusiones a extraer para adelgazar

Primero, parece obvio que la flora intestinal juega un papel importante en el aumento o la pérdida de peso. Por lo tanto, hay que intentar mantenerlo saludable para evitar almacenar grasa innecesariamente y también para mantenerse saludable. Para ello, la calidad de la comida sería fundamental.

Si desea perder peso, es importante llevar una dieta baja en calorías, pero también debe considerar la calidad de lo que come, no solo la cantidad de calorías en sus alimentos. Sin embargo, una dieta saludable no debería proporcionar un exceso de azúcar y probablemente debería contener poco o nada de gluten y lactosa, dos elementos que pueden alterar la flora intestinal. Evidentemente, el consumo de frutas y verduras sería un plus, por su aporte de fibra, pero sería mejor tomarlas orgánicas, para evitar el consumo de sustancias nocivas. Asimismo, se deben evitar los alimentos procesados, porque contienen una gran cantidad de aditivos, azúcares y grasas añadidas.

Otra conclusión es el uso de un suplemento probiótico como Lactobacillus gasseri podría darle una ligera ventaja en términos de pérdida de peso. Puede valer la pena intentarlo en lugar de consumir otros probióticos más conocidos como Lactobacillus casei (L casei).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *